GlobalHidalgo

¿Turismo radioactivo? Una mirada a Chernóbil 3 décadas después

PACHUCA, Hgo., 26/abril/2017.- El 26 de abril de 1986 ocurrió el mayor accidente nuclear no bélico de la historia de la humanidad en Chernóbil, Ucrania.

El estallido de una planta nuclear permaneció en secreto por más de 50 horas hasta que detectaron partículas radiactivas en la central nuclear de Forsmark en Suecia y sospecharon que algo turbio había ocurrido.

Las alarmantes noticias estuvieron acompañadas por una nube tóxica. Bielorrusia sufrió el peor de sus efectos con lluvia radioactiva y venenosa, daños a plantas y cultivos, también registraron el nacimiento de animales mutados.

El eco del desastre nuclear llegó a Escandinavia, Suiza, Grecia, Italia, Francia y el Reino Unido.

Datos oficiales señalan que sólo 31 personas fueron fulminadas directamente, entre ellos el personal que se encontraba en los alrededores y quienes sacrificaron su vida en la batalla para apagar el reactor.

El material radiactivo lanzado a la atmósfera fue 400 veces superior al bombardeo de Hiroshima.

En ese momento la humanidad consideró la perspectiva de su propia extinción.

Chernóbil, convertido en destino turístico

El lugar en el que ocurrió una de las catástrofes más graves de la historia reciente, la central nuclear de Chernóbil hoy es un destino turístico.

El pánico se transformó en el reclamo de hombres y mujeres con cámaras y palos de selfie.

Cada año más de 10 mil turistas exploran el sitio del desastre, toman fotos de la planta de energía afectada y vagan por las calles vacías de Pripyat, que fue evacuado el 27 de abril de 1986 y ha permanecido en el abandono desde entonces.

Los turistas son examinados antes de entrar en la Zona de Exclusión, el espacio restringido, 30.5 kilómetros de radio alrededor de la zona de la explosión. No deben sentarse ni tocar artículos dentro de ese cordón. Al salir verifican las partículas radiactivas de los visitantes

Operadores turísticos, con sede en Kiev, realizan viajes a Chernobyl e insisten que el sitio es seguro para los visitantes, también ofrecen estancias de una noche en un hotel.

Las empresas locales de turismo insisten que después de 30 años, el sitio es seguro para visitar, en contraparte, autoridades ucranianas sugieren que no será habitable en unos 20 mil años.

¿Valdrá la pena visitar este destino radioactivo?


Con información de El Mundo y Merca 2.es

Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar