Nacional

Tráfico sexual: Tlaxcala cuna de padrotes

En Tlaxcala existen redes familiares que operan el tráfico sexual entre México y Estados Unidos, la explotación de mujeres continua siendo un negocio familiar.

A unas cuantas calles del centro de esta ciudad, un grafiti es la señal de historia en la que viven muchas mujeres: la trata de mujeres con fines de explotación sexual. En dicho mural podemos observar a un grupo de perros que emulan a hombres bebiendo en un billar, mientras una mesera que aparenta ser una gata con mirada triste le sirve los tragos.

De acuerdo con un reportaje realizado por Melissa Amezcua, reportera de El Universal, y Humberto Padgett, reportero de Grupo Fórmula, se identificó la red que operan Freddy y Noé Rojas Romero.

Estos dos sujetos tiene 21 averiguaciones previas por las autoridades desde 2011.

Algunas familias como los Carreto Valencia, ya se encuentran cumpliendo sentencia en Estados Unidos por explotar a mujeres que secuestraban en México, la herencia de este delito sigue presente en esta ciudad.

Prostitución: Negocio que se hereda en Tlaxcala

En las investigaciones contra Los Rojas Romero se les acusa a Fredy y Noé de explotar sexualmente a sus novias y, al menos a una mujer más cada uno.

Según documentos oficiales del gobierno de la Unión Americana, esa familia ha sido investigada desde el año 2000.

En dicha averiguación se señala que obligan a sus víctimas a reclutar a más mujeres, a quienes reciben en casas de seguridad de Tenancingo y, posteriormente las envían a condominios en Irapuato, Guanajuato, donde las autoridades federales identificaron conexiones con tres hoteles locales”.

El tráfico sexual que se vive en la comunidad de Tenancingo es un negocio familiar, pues lo padrotes – padres de familia- explotan a sus propias esposas, hermanas y madres, quien a su vez reclutan a más mujeres.

En el caso de esa familia, los hoteles, bares y casas son los eslabones que los conectan con otras redes de trata en Puebla, en el municipio de Izúcar de Matamoros.

En Tlaxcala se ubican en San Bartolomé, San Pablo del Monte, Santa Isabel Xiloxoxtla y San Francisco Tetlanohcan, y en Morelos, en Axochiapan, según datos oficiales.

“En esa compleja red dominada por hombres aparecen más presuntos padrotes, cuyas formas de operar son las mismas en cada caso: los primos y hermanos varones trabajan bajo órdenes de un familiar como operadores o reclutadores y, a su vez, explotan al menos a dos mujeres cada uno“.

El destino final de esta red es Houston, Texas, en donde presuntamente Manuel “N” está a cargo, según información asentada en el expediente AP/PGR/FEVIMTRA/003/2012 y 138/2012.

Se presume que este último colabora con su hermana, quién presta su identidad para que las victimas menores de edad tengan credenciales de elector falsas.”

El modus operandi de reclutar a sus propias esposas se replica, pero además aparece en esta conexión el rol de una mujer mayor, cuya labor es cuidar a los hijos de las víctimas.

Te puede interesar: ▶ Le pegan a una sexoservidora; debe pagar derecho de piso

Etiquetas
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar