CDMXSeguridad y justicia

Rápido y furioso, reto CDMX

CDMX, 13/febrero/2018.- Las infracciones por rebasar los límites de velocidad aumentaron 230 por ciento en la Ciudad de México.

Según datos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), entre enero y octubre del 2017 se levantaron 7 millones 129 mil 579 multas, y en el mismo periodo del 2016 fueron 2 millones 160 mil 432.

Saúl Alveano, gerente de seguridad vial de la organización no gubernamental WRI México, advirtió que a los automovilistas no les importa pagar la multa por exceso de velocidad, a diferencia de lo que ocurre con el alcoholímetro, pues éste implica perder tiempo con las detenciones en El Torito.

“La gente de esta Ciudad se comporta de manera distinta que cuando está en otros países, no se trata de considerar razonable una velocidad o no, lo cierto es que somos malísimos en obedecer las reglas, cruzamos la frontera y somos otros, esto tiene que ver con un tema cultural”, explicó.

“Podrá haber puntos en vialidades donde el automovilista pueda rebasar los límites de velocidad, pero también debe considerar que en cualquier momento se puede encontrar con un peatón o un ciclista y entonces su reacción va a ser más tardía y puede causarle la muerte a alguien”, comentó Alveano.

Un automovilista prefiere pagar una sanción económica que una multa administrativa, por ello el programa Conduce sin Alcohol ha tenido resultados favorables.

“En esta Ciudad, las personas tienen algo muy valioso que es el tiempo, por ello prefieren ser sancionados de manera económica que mediante su tiempo, por eso la gente opta por no conducir bajo los influjos del alcohol”, concluyó Alveano.

Eugenio Riveroll, director de la empresa de movilidad SinTráfico, apuntó que hay puntos de la Ciudad donde los conductores se sienten relajados.

“Vialidades como Revolución, Viaducto, Insurgentes Sur y Melchor Ocampo son puntos donde los automovilistas deciden acelerar pensando que no van a ser captados por los radares”, señaló.

Además, dijo que los accidentes se generan por la distracción o el exceso de velocidad.

Rafael Tato Palma, director de Infracciones de la Subsecretaría de Tránsito, indica que por las noches es más común que los conductores no respeten los límites de velocidad.

Un estudio de SinTráfico detalla que sobre Insurgentes, de Barranca del Muerto a la México-Cuernavaca, uno de cada 10 conductores rebasan el límite de 50 kilómetros por hora.

Los límites están establecidos bajo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Con información de Reforma /shh

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close