Seguridad y justicia

¿Por qué Hidalgo es un paraíso huachicolero?

PACHUCA, Hidalgo, 06/junio/2018.- La cercanía con el estado de Puebla, entidad que ostenta el primer lugar en huachicoleo, y contar con la refinería de Tula, son dos de los principales atractivos para quienes se dedican al robo de combustible en Hidalgo y otros estados del centro.

La Procuraduría General de la República ubica a seis municipios de la región de Tula, donde están la mayoría de las tomas clandestina de ductos, pues surten hacia diferentes lugares del estado y cruzan fronteras que parecen indetectables para las autoridades.

Los ductos de Petróleos Mexicanos, Cima de Togo y Tula, que cruzan por Hidalgo, son los sitios donde se da la mayor extracción de gasolina, principalmente durante las madrugadas, ya que facilita la actividad para los huachicoleros al haber una disminución de las actividades de los pobladores y el tránsito hacia otros puntos es más rápido.

Además, información local revela que cerca del 60 por ciento de la población de las comunidades de Cuautepec, inmiscuidas en esta actividad, está relacionada con el robo de hidrocarburo, ya que perciben este delito como una fuente de ingresos, lo que dificulta su detención.

¿Y qué perdemos?

La complicidad no sólo genera pérdidas a Pemex, también pone en riesgo a la población, al estar expuesta a alguna explosión, genera daños al medio ambiente y afecta a la economía al no comprobar el destino de las ganancias.

De acuerdo con un cálculo de la Auditoria Superior de la Federación, las pérdidas económicas para Pemex ascienden a 54 millones de pesos cada día.

Petróleos Mexicanos desembolsa 2 mil 809 millones de pesos para reparar sus ductos, por lo que en conjunto las pérdidas anuales alcanzan los 22 mil 449 millones de pesos, que representa el 5.7 por ciento del presupuesto destinado por el Congreso para sus actividades.

Conacyt refiere que a pesar de que existen técnicas de remediación para un suelo contaminado por derrame de hidrocarburo, devolver las cualidades originales a la tierra tarde un promedio de tres a cinco años.

Sin embargo, el costo de estas metodologías es alto y poco accesible, principalmente para el agro, ya que es por donde principalmente pasan la mayoría de los ductos y realizan las tomas clandestinas. La remediación alcanza los 175 mil pesos por hectárea.

El conocimiento de los pobladores de los lugares donde esalmacenado el combustible, facilita a los huachicoleros el tráfico y venta; y dificulta a las autoridades su localización, que la mayoría de las veces es vía área a través de helicópteros y drones.

La Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo informó que desde el inicio de la actual administración estatal, en septiembre de 2016, al 4 de junio de este año, han decomisado 2 millones 827 mil 134 litros de combustible, han detenido a 212 personas, incautado mil 484 vehículos y 6 mil 463 objetos (contenedores, mangueras, herramientas).

Hidalgo está en el segundo lugar a nivel nacional de robo de combustible.

Zonas de incidencia del huachicoleo

Municipios:
Tezontepec de Aldama
Tlaxcoapan
Tepetitlan
Mixquiahuala
Tlehuelilpan
Tetepango

Comunidades:
Santa Ana Ahuehuepan de Tula
Huitexcalco de Chicuautla
Ulapa de Tetepango
Binola en Tezontepec de Aldama

Municipio: Cuautepec de Hinojosa

Comunidades:
Cima de Togo
Guadalupe Victoria
Nectario
El Capulín
Coatzetzengo
El Aserradero

-Miguel Ángel Islas y Karina Ortiz-

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close