Archivo

No quieren que Raúl Cervantes brinque a la Fiscalía

CDMX, 29/agosto/2017.- Líderes empresariales y de banqueros, defensores de derechos humanos y representantes sociales exigirán hoy al Senado crear una Fiscalía General con independencia y que se prohíba el pase automático a ese cargo al titular de la PGR, Raúl Cervantes.

Reunidos en los colectivos Vamos Por Más y Fiscalía Que Sirva, los activistas presentarán en el Ángel de la Independencia una propuesta que aglutina lo mejor de las 9 iniciativas congeladas en la Cámara alta para reformar el Artículo 102 constitucional, que da forma a la Fiscalía.

Un documento de trabajo de las organizaciones contempla la eliminación del pase automático e incluye una propuesta de Fiscal de transición, quien despacharía hasta el 30 de septiembre de 2022.

Se plantea que el primer Fiscal compruebe su independencia al no haber sido registrado como candidato ni haber desempeñado cargo de elección popular cuatro años antes a su designación.

Ricardo Anaya, presidente del PAN, aseguró que ninguno de los 38 senadores panistas votará a favor de Cervantes, mientras que Dolores Padierna, coordinadora del PRD en la Cámara alta, consideró inaceptable ese eventual nombramiento.

Demandan Fiscalía sin pase automático

El pase automático que PRI y PVEM pretenden garantizar al Procurador General de la República, Raúl Cervantes, para que se convierta en nuevo Fiscal General de la Nación, minaría la legitimidad de la nueva institución, consideraron Marco Fernández y María Elena Morera.

Entrevistados por separado, el investigador y la activista coincidieron en que lo mejor es que el titular del nuevo organismo sea designado mediante un procedimiento abierto, en el que participe la sociedad, y se garantice que el mejor perfil ocupe el cargo.

Fernández, profesor-investigador de la Escuela de Gobierno y Transformación Pública del Tec de Monterrey, aseguró que Cervantes no garantiza la autonomía ni la independencia de la futura institución, debido a su militancia priista.

«Fue una mala decisión, y así lo expresamos en su momento, nombrar como Procurador a un destacado militante partidista, que incluso ha litigado a favor de su partido cuando ha sido acusado su instituto político de violar la ley electoral, y que ahora se pretenda que sea Fiscal», dijo.

Un ejemplo claro de cómo un perfil con antecedentes partidistas o de grupo no ayuda a la institucionalidad, señaló, es el caso Odebrecht, que en todos los países donde ha habido acusaciones se ha llevado ante los jueces a los señalados, menos en México.

Cervantes fue asesor jurídico de la campaña del presidente Enrique Peña Nieto y en el mismo equipo trabajó Emilio Lozoya, quien a la postre sería director de Pemex y quien ha sido acusado de haber recibido 10.5 millones de dólares en sobornos.

«En el caso de Odebrecht, nosotros observamos, en la perspectiva comparada, que avanza a pasos mucho más acelerados en distintos países como Colombia, Brasil, República Dominicana.

«En México vamos muy atrasados en las investigaciones y una de las sospechas que inevitablemente se levantan tiene que ver con los antecedente partidistas del titular de la Procuraduría», resaltó.

Morera consideró que la determinación del PRI y el PVEM de mantener el pase automático de Cervantes no le ayuda al mismo funcionario, quien, si desea contender, debería hacerlo en condiciones que permitan la participación de otros perfiles y mediante un procedimiento abierto.

«Creo que podría ser un buen Fiscal, pero que se someta a un proceso, igual que otros que quisieran ser fiscales, y de ahí decidir el mejor.

«Yo creo que él está en capacidad de competir. Me parece un absurdo que los mismos partidos que lo apoyan lo estén obstruyendo, porque si lo quieren hacer (Fiscal) a fuerza, van a restarle legitimidad», consideró.

-Reforma-

Mostrar más
Botón volver arriba
google.com, pub-0566917998571217, DIRECT, f08c47fec0942fa0
Cerrar
Cerrar