Nacional

Las mujeres del narco más buscadas por la DEA

Ellas han logrado hacerse un nombre en las organizaciones criminales más destacadas en el tráfico de drogas

En la lista negra de la Administración para el Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) no solo figuran hombres, también existen algunas mujeres prófugas de la justicia.

Ellas han logrado hacerse un nombre en las organizaciones criminales más destacadas en el tráfico de drogas y sus fotos aparecen a lado de los capos mexicanos más buscados.

Te presentamos las mujeres hispanas dedicadas al narcotráfico más buscadas por la DEA.

Ana maría Félix “La Doña”

La Doña” se ganó el apodo por compartir el nombre con la famosa actriz mexicana, al igual que un carácter fuerte.

Es identificada como una de las fugitivas más peligrosas, e incluso es considerada tan temible como Rafael Caro Quintero.

Fue líder de un grupo criminal que compraba cargamentos de heroína en México para después distribuirla al sur de California.

Su método de operación era muy “particular”: escondía la mercancía en la suela de los zapatos, pasaban caminando por la Aduana de México –Estados Unidos, o colocaban la droga en las luces traseras de los autos.

Aunque la DEA logró destruir al grupo de distribuidores de “La Doña” en el 2010, ella logró escapar y desde entonces se ha convertido en una de las más buscadas por la DEA en Los Ángeles.

Hilda Consuelo Ruiz Nevarez

La lista de mujeres prioridad para la DEA está compuesta por Hilda Consuelo Ruiz Nevarez, presuntamente la principal distribuidora de cocaína en San Diego.

Hilda es buscada desde hace más de 10 años, cuando en 2001 la Fiscalía Federal le interpuso cargos por tráfico de cocaína, pero, nunca se presentó a su audiencia; desde entonces, tiene una orden de arresto.

Sin embargo, Hilda ya tenía antecedentes criminales. En 1984, con solo 22 años de edad fue detenida por llevar indocumentados a Estados Unidos, luego se convirtió en la principal comerciante de cocaína, metanfetamina y heroína de una organización criminal.

Janeth

Yara Banderas Martínez, alias ‘Janeth’, operaba en San José, una ciudad en el norte de California; una agente encubierto logró evidenciar su banda al descubrir que desde México ingresaba sustancias como cristal y metanfetamina.

Su nombre salto en el radar de las autoridades en febrero del 2018, fecha en la que se convirtió en una prófuga al no presentarse a una audiencia de un tribunal federal para responder las acusaciones de posesión y distribución de drogas.

Tiempo después su pareja, Marlon Lee Davis, fue sentenciado a 84 meses de cárcel ya que había dejado que Yara guardara “Crystal” en su apartamento.

Imelda Catalán “Quito”

Con tan solo 38 años, la DEA catalogó a Imelda como “armada y peligrosa”.

A Imelda se le acusa de formar parte de la violenta pandilla “Avenues”, la cual opera en el norte de Los Ángeles; era la encargada de entregar cocaína y otros narcóticos como marihuana y metanfetamina.

Una acusación federal la nombra entre un grupo de 70 miembros y asociados de esta banda, afiliada a la organización criminal “Mafia Mexicana” o “La Eme”.

“Marina”

Alma Cortez, mejor conocida como Marina, de descendencia mexicana, es la responsable de transportar cargamentos de narcóticos a casas y estacionamientos de restaurantes de comida rápida en California, específicamente en Ventura y Santa Bárbara.

Sus cómplices eran los encargados de entregar los cargamentos en el estado de Oregon.

Sin embargo, Marina desapareció de la mira de la DEA hace más de 14 años

 Graciela Silveyra

Su parentesco con Jorge, alias ‘Fat Boy’ y ‘G’, el jefe de una banda que distribuía cocaína en el sur de California y el estado de Illinois; le abrió las puertas al mercado del tráfico de drogas.

Tras comprar una casa en Artesia, en el condado de Los Ángeles, su hogar se convirtió en una de las bodegas clandestina por su hermano y varios cárteles mexicanos que introducían drogas.

Graciela coordinaba a los distribuidores de su hermano y en varias ocasiones cobraba buenas ganancias; en enero de 2003, uno de sus distribuidores fue detenido con 13 kilos de cocaína, Graciela se enteró y desde entonces está prófuga.

Te puede interesar:

Fuente
Un1ón Jalisco Vanguardia La Verdad
Etiquetas
Mostrar más
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar