EntretenimientoHidalgo

Los desvelos amorosos de Sor Juana y la condesa de Paredes

PACHUCA, Hgo., 17/abril/2017.- Sor Juana Inés de la Cruz fue una niña prodigio y mujer de gran talento. Cuentan que aprendió a leer a los tres años; consagró su vida al estudio y la escritura en un nada feminista siglo XVII.

Es una de las escritoras más insignes del Siglo de Oro, referente de la lucha por la igualdad de las mujeres.

El libro Un amar ardiente, reúne las poemas más íntimos, aquellos que nos muestran los desvelos del afecto mutuo entre Sor Juana Inés de la Cruz y su protectora, la virreina de México María Luisa Gonzaga Manrique de Lara, condesa de Paredes.

Un amar ardiente, revisa la obra de la monja, donde muchos estu¬diosos han coincidido que la relación con la virreina fue más allá.

El propósito del autor, Sergio Téllez-Pon, revela en entrevista con el diario El País, “es invitar al lector que ya conoce la obra de sor Juana o que se acerca por primera vez, a que la lea sin una venda en los ojos, sin prejuicios ni tabús sexuales. Que lea cómo las relaciones humanas son lo mismo de apasionadas sin importar el género o la sexualidad de los enamorados”.

La obra recopila casi 50 poemas dedicados a la condesa:
“Yo adoro a Lisi, pero no pretendo
que Lisi corresponda mi fineza;
pues si juzgo posible su belleza,
a su decoro y mi aprehensión ofendo.

Con información de El País

Mostrar más

Susana Hernández

Poeta en construcción, aprendiz de madre, obsesiva de la ortografía y fanática de Frida Kahlo

Deja un comentario

Close