ArchivoEstado de México

Los cuatro errores de Delfina Gómez

TOLUCA, Edomex, 18/abril/2017.- La candidata de Morena a la gubernatura, Delfina Gómez, se encuentra en segundo lugar actualmente en las preferencias electorales. La morenista cuenta con 17.4 por ciento en la más reciente encuesta de El Universal, contra el 21 por ciento que reporta el priista Alfredo del Mazo.

Gómez ha cometido errores en su campaña que le han impedido reducir el margen e incluso vislumbrar una remontada. Son cuatro fallos principales que han evitado que su campaña pueda registrar mejores números en los diversos sondeos de opinión. A continuación hacemos un recuento de ellos.

Sobreexponer a AMLO
Es un hecho conocido que, de acuerdo con diversas encuestas, Andrés Manuel López Obrador es el actual puntero en la carrera por la presidencia de la república. Sin embargo, eso no evita que sea un personaje polémico. Delfina Gómez ha sido acompañada por él en diversos actos de proselitismo y, de hecho, ha ocupado buena parte del tiempo en los spots de la campaña de la candidata.

Esta sobreexposición ha llevado a acusaciones de que el verdadero candidato es el tabasqueño y no Gómez. Al mismo tiempo, han existido señalamientos de que es simplemente una fase de la campaña del de Macuspana para el gobierno federal. Si bien la candidata ha desestimado las versiones, la cercanía puede restarle apoyo entre quienes no son afines al líder nacional de Morena.

No reportar correctamente el gasto en precampaña
De entrada, el no reportar 2.7 millones de gasto en precampaña es un fallo porque provoca una multa, la cual se espera sea de 5.5 millones de pesos. Además, puede manchar la imagen de una campaña que ha propuesto una disminución en el gasto de campaña.

Además, se dio a conocer que durante la precampaña la candidata morenista fue la que más recursos gastó. De acuerdo con el reporte, ejerció 23.5 millones de pesos. En contraste, Alfredo del Mazo gastó 7.7 millones.

Las propuestas no tienen suficiente atención
Los spots son, para parte de la población, la única vía de enlace con el candidato. Es por ello que resultan de vital importancia para conocer las propuestas de los aspirantes. En el caso de Delfina, estos mensajes tienen dos caras. Una es la de denuncia contra los actos de corrupción realizados por los gobiernos federal y estatal. Otra es una semblanza del camino que ha recorrido la candidata para contender al puesto.

Sin embargo, las propuestas no han sido parte estelar de la campaña mediática de Gómez. Es correcto el que denuncie los malos manejos que han realizado administraciones anteriores, así como malas prácticas electorales. Pero darle mayor peso a las propuestas podría redondear el trabajo de difusión.

Se engancha en polémicas
Está en su derecho de responder ante los señalamientos de que es un títere de Andrés Manuel López Obrador y de que no está calificada para ser candidata. También es válido dar una opinión sobre los temas de interés en el país y exigir al gobierno federal un terreno justo para contender. Sin embargo, la mayor parte de las declaraciones de Gómez en la campaña han girado en torno a controversias y no tanto en propuestas de gobierno.

Las polémicas podrían restarle impulso pues, pese a que podrían mostrar una cara débil de sus oponentes, no aprovecha para elevar propuestas que eviten estas malas prácticas. Además, episodios como llamar al líder panista Ricardo Anaya un lacayo de la presidencia podrían quitarle algo de la imagen institucional que muchos electores están buscando. Más que una debilidad, es claro que las controversias no las está aprovechando de la manera correcta.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Close