Nacional

Legionarios de Cristo reconocen casos de abuso sexual

La congregación de los Legionarios de Cristo confirmó que seis denuncias presentadas contra el sacerdote Fernando Martínez Suárez por abusos sexuales a menores de edad son ciertas.

Además reconocieron que pese a que un padre de familia denunció al sacerdote en 1969, el cura continuó en colegios y centros religiosos de CDMX, Cancún y fue confesor en Salamanca, España.

Legionarios de Cristo admitió los casos tras una investigación interna de Praesidium, agencia estadounidense dedicada a la prevención y actuación contra abusos sexuales de menores.

En un documento de 10 hojas, detallan los esfuerzos de la congregación por ocultar el caso durante décadas.

Esto pese a que se acumularon denuncias entre 1969 y 2016 y el sacerdote mantenía contacto con adolescentes.

Las seis denuncias reconocidas como ciertas por Los Legionarios de Cristo, ocurrieron en Cancún a principios de los noventa.

Legionarios de Cristo culpan a Marcial Maciel

La congregación acusa al fundador Marcial Maciel, mientras que las víctimas acusan a los responsables que lo rodeaban de encubrir los abusos y disuadir a los padres de realizar las denuncias.

“como superior general tomaba las decisiones importantes sobre los sacerdotes, así se minimizaba la capacidad de actuación de los superiores a nivel territorial o local, además de que no recibieron la información relevante para el ejercicio responsable y maduro de su oficio”.

El caso ha prescrito, sacerdote está oculto en Roma

De acuerdo con el diario español El País el sacerdote implicado está oculto en Roma y no enfrentará la justicia porque el caso ha prescrito.

En un comunicado, Los Legionarios de Cristo pidieron perdón “a cada persona que haya sufrido un abuso del padre Fernando Martínez Suárez”.

Además aceptó que:

“fue un error gravísimo asignar a un sacerdote que había cometido abusados a un puesto de trabajo pastoral con niños y jóvenes en otro lugar”.

La investigación señala el “profundo dolor y vergüenza por los hechos ocurridos, con la intención de corregirse y ayudar, en cuanto sea posible, a las víctimas y sus familiares en su camino de sanación”.

Biani López una de las víctimas asegura que los Legionarios le echan la culpa a Maciel porque está muerto.

El informe detalla que el sacerdote Martínez pidió que no se le asignara al colegio en Cancún, esto tras ser denunciado en 1990 por el abuso de una niña en Ciudad de México.

El sacerdote admitió «haberse acercado indebidamente» a la víctima y fue «apartado del contacto con niños».

La investigación señala que bajo órdenes de Maciel, el sacerdote se trasladó al colegio donde ocurrieron los abusos que ha reconocido la congregación.

Los Legionarios de Cristo atraviesan un proceso de depuración tras denuncias de abusos sexuales contra su fundador Marcial Maciel, quien murió en 2008.

En los últimos 9 años 157 sacerdotes han sido suspendidos  y 101, procesados ante la justicia eclesiástica.

Pero no han enfrentado la justicia civil.

Etiquetas
Mostrar más
Botón volver arriba
google.com, pub-0566917998571217, DIRECT, f08c47fec0942fa0
Cerrar
Cerrar