Archivo

La población de México, un universo desigual

Este 11 de julio es el Día Mundial de la Población, en México la diversidad es proporcional a la desigualdad que viven sus ciudadanos. Mundos contrastantes entre la riqueza y la pobreza.

Actualmente viven en territorio mexicano 132 millones 391 mil 288 personas, de acuerdo con el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la Organización de las Naciones Unidas.

De las cuales el 43.6 por ciento (53.4 millones de personas) viven en situación de pobreza y 7.4% o sea, 9.4 millones de personas en pobreza extrema, según datos del Coneval a 2016.


Coneval

El informe Desigualdades 2018 del Colegio de México señala la existencia de “legados de desigualdad que dificultan lograr un nivel de bienestar inclusivo para la población”. Y ubica un panorama de desigualdad en 3 principales rubros: educación, ingreso y movilidad social, y trabajo.

El análisis reveló que las mujeres, las personas con menores ingresos y la población indígena son quienes enfrentan mayores dificultades.

¿Quiénes concentran la riqueza mexicana?

Según Oxfam en el informe “Desigualdad Extrema en México. Concentración del Poder Económico y Político”, la riqueza mexicana está concentrada en un selecto grupo de personas beneficiadas por el poco crecimiento económico del país en los últimos 20 años, y apunta que mientras el PIB per cápita crece a menos del uno por ciento anual, la fortuna de los 16 mexicanos más ricos se multiplica por cinco.

El número de multimillonarios en México, no ha crecido mucho en los últimos años. De acuerdo con la lista más reciente de Forbes de los mayores billonarios del mundo, publicada en marzo de 2018 hay 16 personajes mexicanos que hacen negocios dentro y fuera del país.

En el lugar número 1 aparece Carlos Slim Helú con una fortuna de 67 mil millones de dólares. Seguido por Germán Larrea Mota Velasco, con 17 mil 300 millones de dólares. Alberto Baillères González ocupa la tercera posición con 10 mil 700 mdd.

El contraste, un bajo salario que no alcanza
El salario mínimo en México está por debajo de los umbrales aceptados de pobreza.

El 41% de la población mexicana, más de 50 millones, percibe ingresos económicos inferiores al costo de una canasta alimentaria, colocándolos en situación de pobreza laboral, debido a que los ingresos per cápita disminuyeron un 2.5 por ciento entre 2016 y 2017.

El Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza, presentado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), señala que en al menos 20 de las 32 entidades del país, la población es incapaz de adquirir la canasta alimentaria, pues el ingreso laboral real pasó de mil 711 pesos mensuales a mil 669 pesos en un año.

El Coneval detalla que “si el precio de los alimentos de la canasta alimentaria, aumenta más que el ingreso laboral, el poder adquisitivo de los trabajadores y por ende de las familias disminuye”.

El documento aclara que “no constituye mediciones de pobreza, toda vez que no incluye todas las dimensiones y conceptos que señala la Ley General de Desarrollo Social”.

El por qué del aumento de la población en condición de pobreza salarial, radica principalmente en el aumento del valor de la canasta alimentaria, que presentó un incremento de 9 por ciento en zonas urbanas y 8.7 por ciento en áreas rurales. Además de una disminución del 2.5 por ciento en el ingreso laboral real.

El ingreso laboral por persona se define como la suma de todos los ingresos derivados del trabajo de los miembros de un hogar, dividido entre el total de miembros ese hogar.

Los estados con el mayor número de población con ingreso laboral inferior al costo de la canasta alimentaria son: Chiapas 71.3 por ciento; Guerrero 65.6 por ciento; Oaxaca 64.5 por ciento; Veracruz 54.4 por ciento, y San Luis Potosí 46.8 por ciento. Mientras que las entidades con el menor número de casos son: Baja California 25.2 por ciento; Nuevo León 24.3 por ciento y baja California Sur 17 por ciento.

Los únicos estados en los que registran una disminución de población en situación de pobreza salarial son: Zacatecas, Michoacán y San Luis Potosí. Sin embargo esta última entidad sigue entre los peores casos. En la Ciudad de México, un 37.9 por ciento de la población no logra adquirir una canasta básica alimentaria.

El mismo Coneval publicó en 2016 su estudio sobre la Medición de la Pobreza en México, donde demostró que la población con ingreso inferior a la línea de bienestar (valor total de la canasta alimentaria y de la canasta no alimentaria por persona al mes) ascendía a los 62 millones de mexicanos.

Esta medición no solo demostró las carencias económicas, sino también carencias sociales.

En total, 21 millones de mexicanos viven con rezago educativo; 19 millones tienen carencias para acceso a servicios de salud; 24 millones tienen carencias de alimentación y al menos 68 millones tienen poco o nulo acceso a la seguridad social.

Así vive la población en México, entre carencias y desigualdad.

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Lee también

Close
Close