Global

Johan, el pequeño de 1 año que compareció ante un juez en EU

Johan, un pequeño hondureño de apenas 1 año, ataviado con una camisa verde tomaba leche de un biberón, jugaba con una pequeña pelota guinda que encendía a cada rebote y pedía agua ocasionalmente, esperó por casi una hora para comparecer ante un juez de inmigración en Phoenix, que no podía contener su incomodidad al pregunta a los pequeños migrantes acusados sin han entendido los procedimientos.

“Me avergüenza hacer la pregunta, porque desconozco a quién se la explicarían, a menos que crean que un niño de 1 año puede aprender la ley de inmigración”, manifestó el juez John W. Richardson al abogado que representa al menor.

Johan es uno de los cientos de menores que necesita reunirse con su padres, de quienes lo separaron al cruzar la frontera con Estados Unidos, debido a la política de “tolerancia cero” impuesta por el presidente Donald Trump.

El sistema de las cortes de inmigración en Estados Unidos obliga que aún si usan pañales deban comparecer ante un juez y sigan los procedimientos de deportación, mientras continúan separados de sus padres.

No tienen derecho a un abogado asignado por la corte y el 90% son devueltos a su país sin la intervención de un defensor, señala Kids in Need of Defense, que les provee representación jurídica.

Durante la comparecencia el abogado de Johan dijo al juez que el padre del menor lo había traído a Estados Unidos y fueron separados, aunque desconocen la fecha. Su padre está en Honduras, fue deportado con el engaño de que podría llevarse a su hijo.

En la audiencia permaneció en silencio y calma la mayor parte, lloró histérico cuando una empleada lo entregó a otra persona mientras ponía en orden la pañalera.

Por ahora Johan está bajo la custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos en Arizona.

El caso de Johan y de muchos otros niños que han tenido que presentarse ante un juez ha encendido las alarmas por el plazo dictado para reunirlos con su familia. En San Diego un juez dio a la agencia hasta el martes para reunir a los niños menores de 5 años con sus padres y hasta el 25 de julio para todos los demás.

Johan recibió una orden de salida voluntaria que le permitirá al gobierno enviarlo por avión a Honduras para reunirse con su familia.

Su caso fue atendido el mismo día que el gobierno de Trump dijo que necesitaba más tiempo para reunir a 101 niños menores de 5 años para garantizar su seguridad y confirmar los parentescos.

-Con información de AP-

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Close