Archivo

En México, entre mayor nivel educativo, mayor la pérdida del poder adquisitivo

CDMX, 06 /mayo/2018.- En México hay más de 9 millones de personas con estudios de licenciatura y hasta maestría que viven en condiciones de pobreza y precariedad económica.

La mayoría ganan entre uno y dos salarios mínimos, si les va bien aspiran a ganar entre 7 mil a 10 mil pesos mensuales.

A escala nacional el 68 por ciento de la población no vive del producto de su trabajo; y depende de subsidios o transferencias de programas sociales como Prospera, para tratar de superar línea de miseria.

Miguel Santiago Reyes, especialista del Instituto de Investigación para el Desarrollo con Equidad de la Universidad Iberoamericana, llegó a estas conclusiones tras realizar un análisis.

Explicó a Publímetro que durante el sexenio de Peña reportan una creación de empleo muy importante; sin embargo la mayoría de las plazas son de baja remuneración; de entre uno y dos salarios mínimos, con un ingreso inferior a cinco mil 300 pesos mensuales.

El investigador dijo que durante los últimos años hubo una sustitución de empleos: donde profesionistas que ganaban más de cinco salarios mínimos –o más de 13 mil pesos mensuales– fueron despedidos y recontratados –en otras empresas,– con uno o dos salarios mínimos.

“Es una realidad: mientras mayor sea el nivel educativo, mayor es la pérdida del poder adquisitivo. ¿Por qué? Porque se están cerrando las plazas que ofrecían seis, siete u ocho salarios, que tenían licenciatura y hasta posgrados.

“Durante este sexenio el salario mínimo registra una pérdida real de 5 por ciento; pero entre los profesionistas o los que estudiaron una carrera la merma al poder adquisitivo se dispara hasta 25 por ciento, en promedio.

“Hay quienes ante la pérdida de empleo, la falta de oportunidades y precarización del mercado laboral, aceptaron la mitad de lo que ganaban; y eso los conduce a la pobreza.

Los recién egresados son los más golpeados por la precariedad y la pobreza; condiciones causadas por los bajos salarios y la oferta de plazas donde no se toman en cuenta los conocimientos o las competencias.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), existen 15 millones de jóvenes, de 15 a 29 años que ya trabajan o realizan alguna actividad económica.

Y de estos, refirió, 33 por ciento tienen licenciatura y 8 por ciento algún posgrado, pero ganan entre uno y dos salarios mínimos; con ingresos de cinco mil 300 pesos mensuales.

“Estamos hablando de 41 por ciento de los jóvenes –equivalentes a 6 millones 150 mil personas, menores de 30 años– con una carrera o maestría, que viven en condiciones de pobreza.

“Pero, si tomamos en cuenta a quienes ganaban más de cinco salarios, que perdieron su trabajo y ahora ganan hasta la mitad; debemos sumar 3 millones 172 mil afectados…

“Esto nos da un total de 9 millones 322 mil personas bajo la linea de pobreza; cuyos ingresos no alcanzan para comprar una canasta básica alimentaria para toda su familia y cubrir los servicios básicos. Así de grave es la situación”, puntualizó el especialista.

-Publímetro-

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close