Archivo

En México, 85% de los centros de trabajo son tóxicos

CDMX, 30/abril/2018.- En México, 85 por ciento de los centros de trabajo son tóxicos, es decir, no cuentan con las condiciones adecuadas para el desempeño de sus empleados, no cuidan a su talento humano y generan diferentes trastornos como el estrés laboral.

El país está entre los que tienen mayor estrés laboral, y esta condición está relacionada con la adicción al trabajo, el síndrome burnout, acoso laboral y presentismo (ir al centro laboral, pero no trabajar), entre otros, indicaron académicas de la UNAM.

Erika Villavicencio Ayub y Gladys Martínez Santiago, académicas de las facultades de Psicología y de Medicina, respectivamente, destacaron que la adicción al trabajo afecta a ambas partes, además de que ser adicto no es sinónimo de compromiso.

Consideraron que han confundido estas características y han fomentado para beneficio de muchas organizaciones, pero en realidad esta adicción afecta tanto a la persona como a la empresa.

Los adictos al trabajo son aquellas personas que laboran de manera obsesiva, están constantemente ocupados y tienen dificultad para desarrollar actividades en equipo o delegar funciones, y sienten mal si tienen un rato de ocio, explicaron.

La adicción al trabajo suele ser una de las alteraciones más frecuentes entre los empleados, y va en incremento debido a la tecnología.

“Un trabajólico es aquel que desarrolla sus funciones por más de 50 horas a la semana, y el factor tecnológico se suma a esta situación. Podemos estar fuera de la oficina, de viaje, o en la madrugada, atendiendo correos a través de un teléfono inteligente”, señaló Villavicencio Ayub.

Agregó que estas personas son susceptibles a desarrollar estrés, problemas familiares y personales, gastritis, colitis, insomnio, incluso llegar a uno de los problemas más graves: el llamado karoshi, que es la muerte por exceso de trabajo o infarto al miocardio, que en Japón es un problema de salud pública.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), cada año 2.34 millones de personas mueren por accidentes y enfermedades relacionadas al trabajo, y registran 160 millones de casos por enfermedades no mortales vinculadas al área laboral.

Expresó que el trabajo flexible o la subcontratación que permitió la reforma laboral, causan más estrés en las personas por la precariedad del empleo y la falta de certidumbre.

-Expansión-

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close