Archivo

El legado de Stephen Hawking

MADRID, España, 14/marzo/2018.- El físico teórico británico Stephen William Hawking, falleció el martes 13 de marzo a los 76 años en su casa de Cambridge, es autor de buena parte de los descubrimientos de la astrofísica moderna, como las nueva teoría del espacio-tiempo y la radiación de los agujeros negros.

Hawking trabajó durante toda su vida en desentrañar las leyes que gobiernan el universo y, junto a su colega Roger Penrose, mostró que la teoría de la relatividad de Albert Einstein implica que el espacio y el tiempo han de tener un principio, que denominó “big bang”, y un final dentro de los agujeros negros.

A mediados de la década de 1970 descubrió también que la combinación de las leyes de la mecánica cuántica y de la relatividad general desmentían incluso que los agujeros negros fuesen completamente negros, pues emitían una radiación, conocida desde entonces como “radiación Hawking”.

Considerado el heredero de Einstein, revolucionó la Física con sus teorías del espacio-tiempo, el big bang y la radiación de los agujeros negros, que reflejó en su obra Breve historia del tiempo, publicada en 1988 y que se convirtió en un gran éxito a nivel mundial, con más de 25 millones de ejemplares vendidos.

Fue también un divulgador científico conocido por sus teorías sobre los agujeros negros y la formación del universo. Entre 1993 y 1996 trabajó en la serie de televisión de la BBC El universo de Stephen Hawking, basado en su libro Una breve historia del tiempo.

En 2004, tras reconsiderar su propia teoría sobre los agujeros negros, expuso una nueva, que cuestiona que los mismos sean una especie de pozo sin fondo, como él mismo había mantenido.

En abril de 2005 presentó mundialmente desde Oviedo (España) la obra Brevísima historia del tiempo, que simplifica y actualiza la anterior Breve historia del tiempo, y que fue publicada antes en castellano que en inglés.

Otros de sus libros son: La estructura a gran escala del espacio-tiempo (1973), escrito junto con George Ellis; Relatividad general: Revisión en el ventenario de Einstein (1979), con Werner Israel; 300 Años de Gravedad (1987), también con Israel; Agujeros negros y pequeños universos (1993); Historia del tiempo de Stephen Hawking: una guía del lector (1993), recopilado por Gene Stone; Cuestiones cuánticas y cosmológicas (1995) y La naturaleza del espacio y el tiempo (1996) -ambos con Roger Penrose-; Denboraren historia laburra (1995); y El universo en una cáscara de nuez (2000).

En marzo de 2008 publicó La clave secreta del universo, un libro dirigido a niños y escrito en colaboración con su hija Lucy.

Una apuesta perdida
Ese mismo año, en septiembre, la puesta en marcha del gran acelerador de partículas LHC de Ginebra, reabrió la polémica entre Hawking y el también físico británico Peter Higgs en torno al llamado bosón de Higgs.

Hawking llegó a apostar 100 dólares a que el experimento del LHC no serviría para dar con tal partícula, apuesta que perdió cuando en 2012 el CERN confirmó la existencia del bosón.

Stephen Hawking abandonó, el 1 de octubre de 2009, la titularidad de la cátedra Lucasiana de Matemáticas de la Universidad de Cambridge y pasó a ser director de investigación en el centro educativo.

En julio de 2015 presentó en la Royal Society de Londres un proyecto de búsqueda de vida extraterrestre financiado por el multimillonario ruso Yuri Milner.

En abril de 2016, Hawking mostró su apoyo a un programa financiado por el millonario ruso Yuri Milner para enviar una nave a otro sistema solar, que incluye un nuevo modelo de sonda espacial y con el que promete alcanzar el sistema estelar más cercano, Alfa Centauri. Hawking aseguró que de ello depende el futuro de la humanidad, que no podrá sobrevivir otros mil años sin escapar “más allá de nuestro frágil planeta”.

-20 minutos-

Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Close