Caja de VideosDeportesLiga MX

Seguridad… el reto del clásico regiomontano

La ley se endurece con castigos de prisión y multas.

Han pasado cinco meses de que un aficionado tigre fuera atacado gravemente por los hinchas regios, sin embargo, dos de los agresores siguen prófugos y no han sido detenidos.

El pasado 23 de septiembre de 2018, minutos antes al Clásico 117, Rodolfo Manuel Palomo Gámez, de 21 años de edad, fue herido de gravedad por aficionados de Rayados en la avenida Aztlán, quienes a pedradas y arma blanca lo dejaron inconsciente y con golpes en la cabeza que le llevaron a estar hospitalizado semanas y aunque fue dado de alto, presentó problemas de movilidad.

Reportan grave al aficionado de Tigres de la UANL

Aunque hasta el momento, hay dos detenidos, otros dos de los agresores aún continúan prófugos, pese a que uno de ellos está plenamente identificado.

Uno de los responsables de la golpiza al porrista felino fue Ángel García, quien fue identificado en los videos que circularon en redes sociales por sus tatuajes y cabello largo, pero sigue prófugo.

Del otro, no hay pistas, «no hay novedades en el caso», respondió la Fiscalía.

Lee: Detienen a uno de los cinco identificados en riña del Clásico Regio

Prohibiciones

Luego del enfrentamiento, directivos del fútbol mexicano de los clubes, y autoridades de Nuevo León, determinaron «prohibir totalmente las marchas o caravanas hacia los estadios, así como la asistencia de cualquier barra visitante en los estadios de Nuevo León».

En caso de realizarse una caravana, prohibir en forma definitiva el acceso al estadio de local con el objetivo de evitar, prevenir disturbios o riñas.

Asimismo, «establecer un comité que se reúna periódicamente, integrados por los clubes y las autoridades, a las que se invitará a los medios de comunicación, con la intención de compartir mejores prácticas en todas las áreas».

Otra medida es convocar a los clubes, medios de comunicación y sociedad en general a evitar mantas, mensajes, escritos o de audio, que propicien violencia en redes sociales, publicidad extrema, en el estadio o en las afueras de él, tanto o incluyendo a jugadores, directivos y demás integrantes de los clubes.

Piden medidas de seguridad

Por su parte, el Congreso local pidió al Estado y a alcaldes metropolitanos implementar operativos de seguridad para proteger a los aficionados durante su traslado, permanencia y salida del Estadio el sábado.

El punto de acuerdo correspondiente fue presentado al Pleno por el diputado loca Félix Rocha, mientras que, en la tribuna, portando playeras de Tigres y Rayados, permanecía el resto de los legisladores panistas.

«Se exhorta a Jaime Rodríguez, gobernador del Estado; a Aldo Fasci, secretario de Seguridad Pública; a la alcaldesa de Guadalupe, Cristina Díaz; y a los ediles del área metropolitana para que implementen, de manera coordinada, un operativo especial que garantice la seguridad en todo momento de los aficionados de Tigres y Rayados que asistirán al Clásico 118», establece el acuerdo aprobado.

Penalizada, la violencia en los estadios

El congreso del estado de Nuevo León modificó el Código Penal para implementar penas de seis a cuatro meses de prisión y multas que van de 20 a 90 días de salario mínimo por actos de violencia en espectáculos deportivos.

Incluso, el gobernador del estado propuso prohibir la venta de cerveza en el estadio, como medida para inhibir los actos de violencia. Pero el municipio de Guadalupe declinó a la petición.

El diputado Rocha Esquivel comentó a El Economista que también se realizaron reformas al Código Penal para regular la conducta de los aficionados, la cual se publicó en el periódico oficial del 28 de diciembre del 2018.

Recordó que en el periódico oficial del 31 de diciembre pasado se adicionó al artículo 232 bis del Código Penal medidas de vigilancia en vehículos que estén cerca del estadio.

En los últimos dos enfrentamientos entre Tigres y Rayados se han detenido a 60 personas por incidente de violencia al interior o fuera del estadio, pero sólo a dos se les imputó el delito de violencia en espectáculos deportivos.

Etiquetas
Mostrar más

Zulema Meraz

Mexicana-americana, la güerilla que no es ni de aquí ni de allá pero se la pasa bien en ambos lados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar