Nacional

Canoa: a 50 años de la masacre

El testimonio vigente de linchamientos

El 14 de septiembre de 1968, cinco trabajadores de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla fueron linchados en San Miguel Canoa; un brutal ataque del que sólo sobrevivieron dos.

Una muchedumbre, al parecer incitada por el párroco del pueblo, los confundió con estudiantes “comunistas”.

Ese día, los empleados de la BUAP tenían la intención de escalar el volcán de la Malinche pero el mal tiempo los sorprendió y la misión sólo les permitió llegar a Canoa, donde esperaban pasar la noche.

Sin embargo, tras buscar apoyo para refugiarse, los pobladores rechazaron su solicitud.

Enrique Meza, el cura que incitó a la muchedumbre

Los cinco estudiantes se dirigieron a la iglesia del pueblo de Canoa, donde el cura Enrique Meza Pérez -a quien se le señala como el principal incitador de la agresión de los pobladores contra los trabajadores- les negó asilo.

Así, Miguel Flores, Julián González –los dos únicos sobrevivientes- Roberto Aguirre, Ramón Gutiérrez Calvario y Jesús Carrillo, visitaron hasta la cárcel en búsqueda de ayuda. Sólo querían pasar la noche.

Desamparados como personajes bíblicos el grupo se acercó a la iglesia, el edificio no estaba resguardado por ángeles, sino por hombres con rifles por manos, les advirtieron que se fueran. Detrás de los inesperados guaruras de dios, el sacerdote Enrique Meza gritaba que se identificaran y explicaran qué hacían ahí. Julián contestó que eran “de la Universidad de Puebla”. Esas palabras los convirtieron en demonios, narra El Universal en su edición de hoy.

Finalmente Lucas García, un poblador de San Miguel Canoa, les ofreció su espacio para pasar la noche, pero la turba llegó hasta el sitio, mató a Lucas y los trabajadores fueron sacados del lugar.

Hoy se cumplen 50 años de Canoa, que de acuerdo a testimonios de la época los hechos quedaron sepultados por el movimiento del 1968, que dos semanas después terminó con la masacre del 2 de octubre de Tlatelolco.

 

El cineasta Felipe Cazals mantiene vivo el suceso. Incluso su filme ganó en 1976 el Oso de Plata del Premio Especial del Jurado de la Berlinale. Y en 2017, se exhibió de nuevo en el certamen.

 

Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Close