ESPECIAL
Que no te den gato por liebre o pescado echado a perder por fresco
Aquí las 5 claves para elegir un pescado fresco
PACHUCA, Hidalgo, 27/marzo/2018.- En plena Cuaresma elegir pescado en buen estado es una difícil tarea, al ser productos que tardan en llegar a los puntos de venta es probable que las piezas no sean del todo frescas, por lo que debes guiarte por la vista, el tacto y el olfato.

Aquí te dejamos las 5 claves para elegir un pescado fresco

1. La piel
Si: Fíjate en su aspecto, debe tener un color vivo y notarse que tiene escamas duras y brillantes
No: Evita piezas con piel blanda que se desprenda fácil de la carne.

2. Los ojos
Si: Piezas con ojos abultados y pupila negra y brillante.
No: Evita pescados con ojos hundidos, pupila gris o córnea lechosa

3. Las agallas
(Están detrás de la cabeza es por dónde el pez respira y filtra el agua)
Si: Deben ser de color rojo o rosa intenso, de aspecto limpio, sin mucosidades y brillantes.
No: Agallas de color gris o amarillento.

4. El olor
Si: Deber ser a mar y algas
No: Olor pútrido. Evita las que tengan olor a amoniaco

5. La carne
Si: Carne firme, translúcida
No: Carne flácida, opaca o rugosa

¿Y cómo escoger mariscos?

Camarones, jaibas, almejas, pulpos u ostiones son algunos de los mariscos que puedes encontrar esta temporada. Para saber si son frescos, debes fijarte en el color.

Los camarones deben ser color gris traslucido y brillante; y tener muy poco o ningún olor.

Si tienen manchas o se les desprende la cabeza, es que ya empezó el proceso de descomposición.

Los calamares o pulpos deben tener una piel lisa, brillante, suave y húmeda.

Al comprar almejas u ostiones frescos, debes revisar que sus conchas no estén rotas.

Si lo están, cámbialas. También es recomendable dar un pequeño golpecito en la concha, si se cierra es que son frescas, si no, mejor escoge otro puesto.

Para saber si una jaiba o una langosta es fresca, debes revisar que tenga aún un poco de movimiento en sus extremidades. Estos crustáceos se descomponen rápidamente, por eso algunos optan por venderlos ya hervidos.

Algunos consejos para su conservación
Si comprarás el pescado y mariscos en un mismo día y lo irás distribuyendo, toma en cuenta que duran hasta dos días en refrigeración si lo pones en bolsas que sellan herméticamente o procuras que tenga el menor contacto con el aire.

Si lo congelas, pueden durar hasta ocho meses, o 12 para los mariscos, sin que pierda calidad o pongas en riesgo tu salud.


Para descongelarlo, debes hacerlo con un día de anticipación pues debe estar guardado en el refrigerador. Si te urge, puedes sumergirlo en agua tibia y cambiarlo cada 30 minutos hasta que esté listo.

¿Qué tanto confiar en los congelados?
Hay gente que prefiere comprar pescado congelado en el supermercado. Este proceso no afecta la calidad del producto, pero debes fijarte que el tiempo que lleve en este estado no supere los ocho meses, después pierde el sabor.

Para escoger pescado congelado fíjate que la bolsa no esté rota o maltratada, al entrar aire el producto podría contaminarse.

Además evita los paquetes que están en la parte superior del congelador y aquellos que tienen cristales de hielo o los que fueron descongelados y volvieron a ser congelados.

Con información de Milenio




COMENTA



5 personajes controversiales que están con ...
Gobiernos involucrados en #FalsaFilantropía
Godínyoga, 5 posturas para practicar en la ...
Golpes en mitin de AMLO en Pachuca
Japón alerta por violencia electoral en M&e...
Así fue el encuentro entre AMLO y Cuauht&ea...
Tunden a Peña Nieto en Twitter por su silen...
George y Amal Clooney donan 100 mil dólares...
Subrayado.mx - Derechos Reservados © 2018
Hidalgo  |  CDMX  |  Estado de México  |  Puebla  |  MORELOS  |  Todos los Estados