LA SILLA ROTA
Los jugadores del Tri y sus empresas de papel
Diego Reyes y Héctor Herrera exhibidos en Paradise Papers
CDMX, 10/noviembre/2017.- Los futbolistas Diego Reyes y Héctor Herrera establecieron cuatro empresas "de papel" en la isla europea de Malta, uno de los paraísos fiscales más opacos del mundo, y fueron exhibidos en los "Paradise Papers".

Documentos obtenidos por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) revelan que las empresas se crearon en 2014, un año después de que los seleccionados fueron transferidos al Porto de Portugal.

Reyes estableció Pelon Investments y Nemo Limited el 11 de junio de 2014 para el pago de derechos de imagen, mientras que Herrera creó el 7 de febrero de 2014 dos sociedades que llevan su apellido.

El representante Matías Bunge llevó a Reyes al futbol europeo a través de la compañía Grupo Comercializador Cónclave, que el SAT reportó hace siete meses como fantasma.

En agosto de 2013, la empresa también intervino en la transferencia del delantero Jesús Manuel "Tecatito" Corona al club Twente de Holanda.

Bunge ganó 8.5 millones de euros en comisiones por los traspasos de Reyes y de Corona.

Felipe Ayala, exjugador de Tigres, Jaguares y Puebla, también ha recurrido a los esquemas de beneficios fiscales de Malta.

El ahora agente de jugadores constituyó dos compañías en la isla del Mediterráneo meses después de que lograra el traspaso a Europa de uno de sus representados: Alan Pulido.

Originalmente Matías Bunge fue representante de Héctor Herrera. Sin embargo, hubo diferencias personales que los separaron. Este jugador, quien se dio a conocer en el Pachuca, no tenía quién velara por sus intereses cuando llegó como seleccionado nacional a los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Los mexicanos ganaron la medalla de oro -por vez primera en su historia- y Herrera, quien jugó como titular todos los encuentros incluida la Final contra Brasil, se hizo de un buen agente: Nicholas John Blair, de apenas 30 años de edad, mejor conocido como Nicky Blair, hijo de Tony Blair.

Él fue quien pudo llevar a Herrera a jugar en la Primera División del futbol portugués. Según diferentes notas deportivas, Nicky Blair ganó el 10% de los 6.7 millones de euros que costó el traspaso del mexicano al Porto.

Pero el éxito financiero llegó por partida doble para esta dupla y se estableció lejos de Portugal o incluso de México. El 7 de febrero de 2014, ocho meses después de que Herrera firmó contrato, ambos fundaron la empresa Herrera Holdings Limited, dentro del paraíso fiscal de Malta.

La oficina de la compañía fue registrada en el nivel uno del Complejo LM, en la calle Mriehel en Birkirkara, Malta, y se constituyó con una repartición de 2 mil acciones, con valor de un euro cada una. Pero esa firma no tiene ni oficinas ni personal. Al igual que las compañías creadas para Diego Reyes, únicamente existen dentro de una gaveta.

Herrera poseía mil 600 acciones; su agente, Nicky Blair, era el propietario de las 400 acciones restantes.

La empresa nació con el objeto de comprar, vender, invertir, administrar y/o manejar cualquier acción o valores de gobiernos, estados, municipios, autoridades públicas o privadas y empresas.

El mismo día, el jugador constituyó la empresa Herrera Management Limited, en la que solo ha sido propietario de 1 acción. El resto de las mil 999 acciones forman parte del capital de Herrera Holdings Limited. El director y representante legal fue Nicholas John Blair. De nuevo, una empresa dentro de otra.

Ambas firmas, Herrera Management Limited y Herrera Holdings Limited, fueron constituidas el mismo día y tienen la misma dirección, según consta en la documentación a la que se tuvo acceso.

La primera de éstas, según su objetivo social registrado en Malta, puede manejar los derechos de propiedad intelectual de cualquier tipo; particularmente con los profesionales del deporte. Y también pueden explotar esos derechos mediante contratos.

El esquema de formación de ambas compañías es parecido a un "sándwich". De hecho, así se le llama dentro del argot financiero en Malta. La estructura sigue exactamente el modelo utilizado por su compañero de equipo, Diego Reyes, para beneficiarse de la devolución casi integral de impuestos.

Herrera es residente fiscal en Portugal. Y al igual que en el caso de Reyes, entre los documentos obtenidos en la base de datos de los "Paradise Papers" se detectaron dos actas que Nicholas John Blair presentó ante las autoridades maltesas como representante legal de la empresa Herrera Management Limited.

En ellas daba aviso, en conformidad con el artículo 182 de la Ley de Sociedad de Malta, de que la compañía está llevando a cabo negocios o tiene intereses comerciales de más del 90% fuera de Malta.

En el caso de la empresa Herrera Holdings Limited, fue el secretario Michael Scicluna, también involucrado en las empresas de Diego Reyes, quien presentó durante los años 2014, 2015 y 2016 la misma carta en la que explicaba tener el 90% de sus actividades financieras en el extranjero.

Malta es parte de la lista de los paraísos fiscales que no mantiene acuerdo fiscal con México, por lo que no es posible saber todos los movimientos de las empresas en ese territorio del Mediterráneo, incluidos los financieros por medio de bancos.

En los Registros Públicos de Malta no hay mucha información sobre los informes financieros de ambas compañías de Herrera y en el rastreo documental para este reportaje sólo fue posible obtener un acta firmada el 17 de marzo de este año, en la que el agente y socio de Herrera, Nicky Blair, le transfiere las 400 acciones de la empresa Herrera Holdings Limited, al futbolista mexicano; con lo que el seleccionado nacional se convierte en el único dueño de las dos firmas establecidas en los paraísos fiscales.
Barbados, a la sombra de jugadores

Para abrir sus empresas en Malta, Diego Reyes y Héctor Miguel Herrera utilizaron los servicios de un despacho ubicado en la isla de Barbados, en el Atlántico, especializado desde hace 30 años en la creación de sociedades y fideicomisos offshore.

El despacho se llama Chancery Corporate Services Limited (CCSL), y aparece como representante legal en las actas de las empresas Nemo Limited y Herrera Holdings.

Reyes y Herrera han recibido dinero en México por parte de la Federación Mexicana de Futbol. En 2017, les entregaron bonos por haberse clasificado al Mundial de Rusia 2018, así como por primas cuyos montos se desconocen pero están relacionadas con los juegos ganados y los goles anotados, por ejemplo.

La FMF está registrada en México como Asociación Civil, lo cual legalmente implicaría que no tiene fines de lucro. Hasta el momento y, desde siempre, los montos pagados a los seleccionados nacionales no se han hecho públicos.
Con más beneficios fiscales

Éste no es el único negocio con beneficios fiscales en el que Héctor Herrera y Nicky Blair se han visto relacionados. En 2013, cuando el mediocampista fue fichado por el Porto, el inglés se registró como agente del futbolista mexicano y también del equipo portugués. Las dos cosas al mismo tiempo, lo cual es ilegal en Portugal, según documentó en ese año el portal francés Mediapart.

El beneficio de esta jugada fue meramente fiscal. La comisión por el traspaso del mexicano se fue completa a la cuenta bancaria de Nicky Blair, sin pagar impuestos. Esta operación es ilegal, no podía aparecer por partida doble: llevando al mexicano a Portugal y, a la vez, recibiéndolo en el Porto.

Reforma con información de Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad (MCCI) Valeria Durán, Raúl Olmos, Daniel Lizárraga y Micael Pereira




COMENTA

Subrayado.mx - Derechos Reservados © 2017
Hidalgo  |  CDMX  |  Estado de México  |  Todos los Estados