GlobalTendencia

Era un niño bueno pero le lavaron el cerebro: la madre de Osama Bin Laden

La madre de quien hasta su muerte fue el hombre más odiado y buscado por la justicia en todo el mundo, Osama Bin Laden, habló por primera de manera pública al conceder una entrevista al diario británico The Guardian.

Alia Ghanem, ataviada con una yihab encarnada y un vestido estampado, contó al periodista Martin Chulov que de niño su hijo era “bueno”, “tímido”, le gustaba estudiar y era aplicado, sin embargo, algo ocurrió en la época universitaria y “se convirtió en un hombre diferente”.

“Fue un niño muy bueno hasta que conoció a algunas personas que prácticamente le lavaron el cerebro a los 20 años. Puedes llamarlo un culto. Recibieron dinero para su causa. Yo siempre le decía que se mantuviera alejado de ellos”.

La mujer dijo que Bin Laden nunca reconoció ante ella lo que hacía “porque me amaba mucho”.

Según narró, la última vez que vio al extinto líder del grupo terrorista Al Qaeda, fue en 1999, dos años en antes de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos, cuando su hijo vivía en Afganistán.

La matriarca de una influyente familia de Arabia Saudita recordó cómo aquella vez Bin Laden fue muy atento con la familia y les mostró diferentes lugares durante los días que estuvieron allí.

Ghamen y dos hermanos de Osama contaron que tras los ataques del 11 de septiembre de 2001 a las Torres Gemelas en Nueva York, fueron interrogados por el gobierno saudita, que después limitó sus viajes y capacidad de movimiento.

“Desde el (hermano) más pequeño hasta el mayor, todos nos sentimos avergonzados de él. Sabíamos que todos íbamos a enfrentar horribles consecuencias. Nuestra familia en el extranjero regresó a Arabia Saudita“, confesó Ahmad, uno de los hermanos.

Aseguró que su madre sigue en “estado de negación” sobre la participación de Bin Laden en los atentados de Estados Unidos y que culpa a las personas que lo rodeaban.

La entrevista se realizó en una lujosa mansión que tienen en Arabia Saudita, de acuerdo a lo que contó el fotógrafo David Levene a BBC Mundo.

(Con información de BBC Mundo)

mai

Mostrar más

Deja un comentario

Close